901 380 380

Aprende a sacarle el máximo partido al aire acondicionado de tu coche

Imagen: 
Aprovecha al máximo el aire acondicionado de tu coche

El sistema de aire acondicionado del coche es uno de sus elementos más delicados y por ello, es conveniente revisar su estado de forma periódica. Una revisión anual es necesaria para evitar posibles averías derivadas del mal estado de alguno de sus componentes.

Además, la limpieza de los filtros es fundamental para no experimentar un aumento en el consumo de combustible del vehículo a causa de su colapso. En aquellos casos en los que se continúa circulando ignorando el problema, el consumo de combustible puede llegar a aumentar hasta un 5%.

Aprende a sacarle el máximo partido al aire acondicionado de tu coche

Como hemos comentado, la primera medida necesaria para garantizar un correcto funcionamiento del aire en cualquier momento es llevar su mantenimiento al día. Acciones como cargar el aire acondicionado del coche o revisar el estado de sus filtros o sus conductos son indispensables para no terminar experimentando problemas en su función.

Por otro lado, conviene no someterlo a grandes esfuerzos habitualmente. En el caso de los vehículos con climatizador, se recomienda elegir una temperatura suave, en torno a lo 22 grados, para que el sistema desarrolle su funcionamiento sin verse demasiado exigido.

Si bien es cierto que en los días más calurosos nuestro primer impulso puede ser elegir una temperatura inferior en búsqueda del máximo confort dentro del habitáculo, hemos de tener en cuenta que los cambios de temperatura bruscos no son buenos para nuestro organismo y pese a que podamos experimentar una primera sensación agradable de comodidad, el salto de grados respecto al exterior puede traducirse en un resfriado.

Una climatización adecuada acorde a la temperatura de nuestro cuerpo es la mejor elección a la hora de conducir. Con esta simple medida puedes ayudar a evitar problemas como el sueño o la sensación de cansancio , dos enemigos directos de la seguridad vial. Una decisión inteligente en situaciones largas de conducción en los meses de verano es equiparte con una botella de agua. Así te asegurarás de mantener una temperatura interna en tu cuerpo adecuada al tiempo que evitas que surja la somnolencia.

Un truco para conseguir una sensación de climatización envolvente en la totalidad del habitáculo es enfocar la dirección de las rejillas del aire hacia arriba. De este modo, conseguiremos que el aire frío se distribuya equitativamente por todo el interior del vehículo. La explicación reside en que el aire frío es más pesado que el caliente, por lo que si lo dirigimos hacia la zona superior del coche, irá bajando poco a poco para terminar por aclimatar todo el espacio.

Otra de las medidas a tener en cuenta especialmente en los días de mucho calor en los que la tendencia general es encender el aire al máximo de potencia, pasa por evitarlo y en su lugar, activar un ventilador a intensidad leve. Mientras tanto, haremos tiempo ventilando el vehículo abriendo las ventanas y aprovechando el aire exterior para ir bajando la temperatura interior del automóvil.

Al activar el aire minutos después de que el vehículo haya estado expuesto al sol durante un largo periodo de tiempo provocará que durante los primeros minutos el aire expulsado sea caliente. Por el contrario, si realizamos una puesta en marcha progresiva, ascendiendo desde una intensidad baja a una moderada, en pocos minutos conseguiremos un chorro de aire fresco suficientemente potente como para variar considerablemente la temperatura interior. Pronto, el climatizador regulará la potencia de expulsión del aire en relación a la temperatura alcanzada, volviendo a funcionar a una intensidad leve sin que sea necesario aumentarla para alcanzar un clima de confort en el coche.

5
Average: 5 (1 vote)

Añadir nuevo comentario

11969