Razones por las que no enfría el aire acondicionado de tu coche

Imagen: 
El aire acondiconado no enfría el coche

Existen varias posibilidades por las que el aire acondicionado de un vehículo deja de enfriar, impidiendo una correcta climatización del mismo durante los meses más calurosos del año. Si bien, la más común es la falta de gas suficiente en el automóvil para enfriar el aire, el abanico de opciones es mucho más amplio del que pudiera parecer en un primer momento, por eso lo más adecuado al detectar que el aire acondicionado del coche no enfría es acudir a nuestro taller de confianza lo antes posible.

Una incorrecta climatización del vehículo durante los meses de verano, puede incluso llegar a afectar a la seguridad de sus integrantes, al no contarse con las condiciones más apropiadas para la conducción. Lo que a priori puede simplemente parecer una situación incómoda, puede terminar por degenerar distracciones inoportunas o cansancio en el conductor. Por eso, debe tratarse siempre de conducir es las condiciones más adecuadas con una temperatura del interior del vehículo que ronde los 20 grados.

Posibles causas por las que el aire acondicionado deja de enfriar

Como hemos comentado, la falta de gas es la opción más habitual. Esto puede deberse a alguna posible fuga en los conductos y tuberías que lo transportan. Pero dicha causa no es la única posible.

Otra de las averías mecánicas que pueden degenerar en la falta de refrigeración del aire acondicionado es alguna fuga de refrigerante. Para cerciorarnos ante esta posibilidad, debe comprobarse si hubiera manchas de aceite alrededor de los conductos del sistema. En este caso, debería procederse a la sustitución de los conductos por unos nuevos.

La tercera alternativa posible es una obstrucción de los filtros debido a la suciedad. Para evitarlo, es aconsejable realizar un mantenimiento periódico del vehículo cambiando los filtros del aire cada cierto tiempo o en su caso, limpiar los filtros para volver a obtener una climatización del vehículo correcta.

La ausencia de aire frío también puede deberse a la acumulación de suciedad en el ventilador interior, taponándose sus rendijas y afectando negativamente al correcto flujo de aire al activar dicha función. Uno de los síntomas para detectar que se trata de un problema relacionado con el ventilador, es un olor desagradable al activar el aire acondicionado dentro del vehículo.

Otra de las piezas fundamentales en lo relativo al funcionamiento del aire acondicionado es el intercambiador exterior. La acumulación de partículas de suciedad en el mismo provocando su taponamiento hace subir la presión del gas provocando que el aire no se enfríe y salga a temperatura ambiente. Por eso es tan importante limpiarlo al menos una vez al año, a poder ser antes del cambio de estación.

En los casos en los que al activar el aire acondicionado comienza a escucharse una vibración extraña, suele ser debido a que el compresor del vehículo está dañado. De ser así, lo más aconsejable es confirmar dicho diagnóstico con la ayuda de profesionales y si fuera necesario, reparar o cambiar el compresor.

Un mantenimiento correcto del vehículo en el que se revisen los nombrados componentes con cierta periodicidad, evitará posibles situaciones desagradables a conductor y acompañantes en relación a la climatización del automóvil durante los meses más calurosos del año.

A veces, basta simplemente con recargar el gas del sistema de aire en el taller para que el aire acondicionado del coche enfríe, pero como vemos, existen muchas otras causas posibles. Por eso, ante los primeros síntomas de avería, es aconsejable solicitar la ayuda de profesionales que realicen un diagnóstico en profundidad y determinen de dónde proviene el problema.

Como decimos, en ocasiones bastará con afinar el oído o el olfato para detectar la avería a tiempo.

1
Average: 1 (1 vote)

Añadir nuevo comentario

11596