901 380 380

Tips para preparar tu coche para un viaje

Imagen Ficha Mobile: 
Imagen Ficha: 

Dentro de las revisiones que se recomiendan antes de salir de viaje, la revisión y el mantenimiento mecánico del coche de forma general son un papel fundamental.

Es imprescindible tomar las medidas necesarias para garantizar el buen funcionamiento del vehículo durante el trayecto, desde la revisión del estado de los frenos, la revisión de los neumáticos, baterías y el funcionamiento de las luces, entre otros detalles.

Independientemente de la distancia, el buen funcionamiento es parte de la seguridad integral, individual y familiar, por lo tanto, no se puede pasar por alto su importancia, confiarse, resulta contraproducente.

Lo importante de preparar el vehículo antes del viaje, radica en un aspecto fundamental, que es de vida o muerte: evitamos tener que detenernos en algún punto de la ruta, ya que al detenernos por cuestiones de funcionamiento, retrasaría el viaje, y todos, quienes viajan, estarían expuestos a diversos peligros, además que, con una buena preparación del coche entes de la salida, se erradica toda posibilidad de accidentes por fallos mecánicos.

Consejos para preparar tu coche antes de un viaje

Realizar una revisión completa del coche

La revisión del coche permite determinar y anticipar las fallos que puedan presentarse. Estas revisiones suelen arrojar diagnósticos que evidencian, por ejemplo, la necesidad de cambiar piezas de automoción u otros componentes, esenciales. Además que, en este proceso de revisión se conoce el estado real de la batería, la cual, en caso de fallos, podría representar un verdadero problema en el camino.

Además de la verificación de la batería, la revisión del vehículo determina el funcionamiento del sistema de enfriamiento o calefacción, dependiendo de la época del año en la que se viaja. Asimismo, el parabrisas, filtro de aire y el anclaje de los asientos.

La luces, es un punto importante, por lo que, revisarlas y repararlas, si lo requiere, es fundamental. Igualmente, la revisión previa del vehículo como preparación para realizar un viaje, también determina los niveles de líquidos, es decir: el anticongelante, el aceite de la caja de cambios y el líquido de frenos.

Verificar los niveles de aceite del coche

El nivel de aceite es importante para el buen funcionamiento del motor. En este caso, es importante verificar el nivel de aceite y además, verificar si está próximo al kilometraje de cambio.

Revisar el aceite del coche es indispensable de cara a viajes largos, principalmente. El kilometraje de cambio se determina mediante la información que provee el fabricante del vehículo.

El aceite suele cambiarse cada cierto tiempo debido a que con el funcionamiento se generan partículas a partir de la constante fricción, esto ensucia el aceite y lo hace menos viscoso, por lo que repercute directamente en el motor.

Generalmente, los expertos recomiendan revisar el nivel del aceite cada 15 días. Si, por ejemplo, el coche partiera a un viaje, sin haber revisado la calidad y nivel del aceite, seguro el coche quedaría expuesto a un eminente descaste que desembocaría en: sobrecalentamiento, y por consiguiente, fundición de sus parte internas más importantes.

Realizar una revisión exhaustiva del estado de los neumáticos

Todo conductor sabe que la mayor prueba de seguridad antes de un viaje, son los neumáticos. Estos, soportan el peso del vehículo, sus tripulantes y el equipaje, direccionan el vehículo de acuerdo a los movimientos que el conductor realiza con el volante, además que permiten llegar al destino determinado y ejecutan la acción del frenado. Por lo tanto, hay que comprobar las condiciones revisando lo siguiente:

Presión

Unos neumáticos con una presión correcta, son garantía de un mejor agarre. En cambio, cuando los neumáticos no poseen la presión correcta, se pone en riesgo el control del vehículo, además que repercute en la frenada. Es importante recordar, que la vida útil de los neumáticos, depende en gran medida de la precisión en la presión de los mismos.

Profundidad y desgaste de los relieves de la superficie de los neumáticos

En general, los neumáticos en su superficie tienen hasta 8mm de profundidad. Cuando estos alcanzan un nivel de desgaste que se acerque a 2 0 3 mm, es necesario cambiarlos.

La alineación y suspensión

Esta es una acción que no se puede dejar de llevar a cabo. Generalmente en las revisiones periódicas del coche, la comprobación de la suspensión y alineación forman parte del itinerario, y es este pequeño detalle el que puede ocasionar un desvío no planificado hacia un taller, en pleno viaje. Cuando hay un fallo en la alineación y suspensión, el vehículo consume más carburante, además que propicia un desgaste acelerado de los neumáticos.

El equilibrio

Si los neumáticos no están equilibrados en la ruta el coche experimentará vibraciones. Por lo tanto, ante un fallo de este tipo, el confort de los pasajeros disminuye. A corto plazo, un equilibrio incorrecto, disminuirá de manera acelerada, la vida útil de la dirección, transmisión y suspensión.

Llevar a cabo una revisión y corrección del sistema de frenos

De los frenos depende la vida de los pasajeros y la integridad física del coche y junto a los neumáticos, son las partes más estratégicas de las que depende en un porcentaje alto, el confort en el viaje y la vida del conductor y los demás pasajeros. Lo que se requiere del sistema de frenos del coche, la precisión en la disminución de la velocidad y detención.

El mantenimiento de los frenos antes de salir de viaje evitaría el desgaste de los componentes y con ello una colisión o accidente grave en el que se pondría en peligro la vida de todos los que viajan en el coche.

Averías comunes en los coches durante un viaje

Fallos de la batería

Quedarse sin batería es el problema más común que suelen presentar los vehículos durante un viaje, es por ello que se recomienda revisar tanto el alternador, como el regulador de voltaje y el nivel de agua.

Fugas de aceite

Antes de iniciar el viaje, es fundamental medir el nivel de aceite. Hay que hacer una medición con el coche nivelado y en frío, introduciendo una varilla específica, por lo que hay que comprobar que el nivel de aceite este dentro del máximo y mínimo, recomendado.

¡Y después de esto, solo te queda disfrutar de un buen viaje!

No votes yet

Añadir nuevo comentario

12116