901 380 380

Los neumáticos y la ITV: problemas y consejos

Antes de pasar la Inspección Técnica de Vehículos con nuestro automóvil, conviene revisar unos cuantos puntos clave que nos podrán ahorrar más de un disgusto. Para ir paso por paso, hoy vamos a dar una serie de consejos sobre los neumáticos y la ITV, para poder superar satisfactoriamente esta revisión periódica que es obligatoria para todos los turismos que circulan por nuestro país.

Conviene aclarar que aunque enfoquemos este artículo desde el punto de vista de la ITV, los neumáticos son el elemento de seguridad más importante del vehículo, pues al fin y al cabo, se encargan de proporcionar el agarre suficiente a tu coche ante situaciones de emergencia, como en una frenada repentina. Por eso, desde EUROMASTER, aconsejamos revisarlos habitualmente y no sólo cuando llegue el momento de superar la mencionada revisión periódica.

¿Qué se debe comprobar de los neumáticos antes de la ITV?

Primero, debemos asegurarnos de que el coche lleva montadas unas gomas homologadas por el fabricante (puedes comprobar las medidas aceptadas en la ficha técnica) y si no es el caso, los técnicos del centro no darán el visto bueno. No sólo a lo que a dimensiones se refiere, también deben de coincidir tanto el índice de carga como el de velocidad, que siempre deben ser iguales o superiores a los homologados.

Otro punto que se debe revisar de los neumáticos para la ITV es que estos no se encuentren por debajo del límite de desgaste, fijado legalmente en 1,6 milímetros para toda la banda de rodadura. Esta operación es una de las más sencillas de realizar, pues las ruedas incorporan unos testigos en los canales de desagüe que nos indican cuándo debemos sustituirlas.

Además, es importante verificar que las gomas no presentan ningún tipo de daño externo, como cortes profundos o bollos, ya que supondría la negativa del técnico. También conviene que cerciorarse de montar una pareja de neumáticos idéntica por eje, es decir, deben ser de la misma marca y modelo en el eje delantero o en el posterior.

Por último, aunque no por ello menos importante, asegurarse antes de acudir a la ITV que los neumáticos están montados sobre la llanta en el sentido de rodadura adecuado. No es menos importante porque los fabricantes de gomas las diseñan para que ofrezcan la máxima capacidad de tracción tanto a la hora de acelerar como de frenar, así que si se llevan al revés, no se aprovecharán todas las capacidades que se pueden ofrecer.

En caso de duda, se puede acudir al centro EUROMASTER más cercano para que sean los expertos los que valoren su estado.

4
Average: 4 (1 vote)

Añadir nuevo comentario

2925