901 380 380

Escobillas limpiaparabrisas, la importancia de que estén en buen estado.

Las escobillas limpiaparabrisas son uno de esos elementos del coche a los que no se les suele prestar especial atención y que sólo tendemos a sustituir cuando ya es estrictamente necesario. Así como con las ruedas por ejemplo, o las pastillas de freno, sí suele tenerse más precaución, cambiándolas por unas nuevas cada cierto periodo de tiempo, las escobillas limpiaparabrisas no son un elemento al que se suela prestar especial atención.

Se trata de un error de una magnitud realmente importante, ya que unas escobillas en mal estado ante una lluvia torrencial pueden terminar derivando en un accidente por falta de visibilidad. Por desgracia, todavía en nuestro país, en el que los días de lluvia son los menos, no existe una conciencia general acerca de la importancia de llevar las escobillas del limpiaparabrisas en perfectas condiciones. No olvides que se trata de una cuestión de seguridad que afecta a ti y a los tuyos en cada viaje en carretera.

Y ya no sólo hablamos de seguridad, también de comodidad en la conducción cada vez que cae una gota de lluvia.

¿Cuándo hay que cambiar las escobillas limpiaparabrisas de nuestro coche?

Las gomas que las componen suelen verse dañadas por agentes climáticos como el frío o el calor, desgastándose poco a poco y viéndose reducida su efectividad. Pero a veces, no resulta sencillo saber cuándo empieza a ser necesario cambiar las escobillas. Por supuesto, no es aconsejable esperar hasta que nos demos cuenta de que ya no funcionan porque no vemos nada con lluvia en carretera.

Existen cuatro indicadores principales a los que debemos prestar especial atención para determinar cuándo ha llegado el momento de sustituirlas:

- El cristal se empaña tras utilizarlas: Probablemente el caucho se haya endurecido con el tiempo, provocando que el barrido de agua no sea del todo efectivo y dejando restos que terminan por empañar la luna.

- Alguna zona se queda sin limpiar: Si alguna parte dentro del rango de acción de las escobillas no queda limpia completamente y el agua no se elimina del todo, lo más seguro es que estén deterioradas en esa zona y por lo tanto, deberemos pensar en cambiarlas.

- El caucho presenta pequeñas estrías: Es otro de los síntomas del deterioro provocado por los cambios de temperatura exterior. En el momento que veas pequeñas hendiduras en las gomas, acude a tu tienda de confianza.

- Más vibración de lo normal: Si al poner en marcha los limpiaparabrisas notas que éstos dan pequeños saltitos o vibran demasiado al limpiar el cristal, esto quiere decir que la goma está demasiado gastada y ejerce una presión excesiva sobre el mismo. No te lo pienses y cámbialas por unas nuevas.

En cualquier caso, si hablamos en términos de tiempo, siempre es aconsejable sustituir este accesorio una vez al año o como mucho, cada año y medio. Recuerda que se trata de un accesorio fundamental en términos de seguridad vial y con un precio así, ¿no crees que merece la pena?

5
Average: 5 (1 vote)

Añadir nuevo comentario

11554