901 380 380

La importancia del airbag en la seguridad vial

23 de octubre de 1971, Mercedez-Benz, después de cinco años de desarrollo y pruebas patenta el primer airbag de la historia. Una bolsa de aire pensada para amortiguar el golpe del cuerpo de los ocupantes del vehículo, contra el volante, el salpicadero o el parabrisas, en caso de colisión.

¿Cómo funciona exactamente el mecanismo del airbag?

Los vehículos con airbag cuentan generalmente con detectores de impacto y sensores de movimiento especiales que nada más realizarse una colisión, en milésimas de segundo, activan los dispositivos de inflado. Se emite una descarga eléctrica a un detonador ubicado junto a un generador de gas que provoca el contacto entre el gas del generador y el compuesto químico que contiene la bolsa de aire, permitiendo que ésta se infle en menos de tres milisegundos y a una velocidad de unos 250 km/h

Momentos después de que el airbag se infle, el gas producido comienza a desaparecer a través de los pequeños orificios con los que cuenta la tela de la bolsa. De este modo, el airbag se desinfla y permite la movilidad de los ocupantes.

Los tres tipos de airbag

Existen tres tipos principales de airbag clasificados en función de su colocación dentro del vehículo.

Airbags frontales: Se encuentran ocultos en el volante y en salpicadero. Protegen la cabeza y el tórax del conductor y el acompañante en caso de que la colisión haya sido frontal.
Airbags laterales: Estos se encuentran ocultos en el lateral de los asientos o en el interior de las puertas y son los encargados de proteger principalmente el tórax de los ocupantes en caso de colisiones laterales y algunos también la cabeza.
Airbags de techo o de cortina: Se encuentran situados en los laterales del techo, ocultos cerca del marco superior de las ventanillas y se ocupan de proteger la cabeza de los ocupantes en caso de colisión lateral o vuelco del vehículo.
Recientemente se están desarrollando nuevos prototipos de airbag, integrados en el cinturón de seguridad, en los reposacabezas para proteger las cervicales o en la parte inferior del salpicadero para proteger las piernas del conductor e impedir que choquen contra la columna de dirección.

¿Cómo utilizar el airbag correctamente?

Lo ideal es colocarse a unos 25 centímetros del volante para evitar un impacto directo con el airbag. Y llevar las manos correctamente colocadas sobre el volante y los pies en el suelo para evitar desplazamientos inesperados.

El airbag del acompañante deberá ir desconectado en el caso de que llevemos sillitas de bebé en el asiento del copiloto.

Por último no debemos olvidar nunca que el airbag complementa la función de los cinturones de seguridad y que en ningún caso la sustituye. El cinturón de seguridad sigue siendo el elemento de seguridad pasiva más efectivo y el airbag, aunque se estima que en caso de impacto frontal, puede reducir el riesgo de muerte en un 30%, sigue siendo un elemento complementario.

3
Average: 2.5 (2 votes)

Añadir nuevo comentario

1200