901 380 380

Consejos Euromaster para conducir de una manera eficiente

Hoy queremos ayudarte a conducir de un modo más eficiente modificando algunos hábitos de manera que consigas consumir menos carburante. Son pequeñas costumbres cotidianas en las que no reparamos, pero si les prestas atención, te ayudarán a reducir el consumo de carburante. Porque en Euromaster miramos por tu economía.

El arranque:
Para llevar a cabo un arranque lo más eficiente posible, debe hacerse sin pisar el acelerador. además, evita siempre que puedas, parar y arrancar de una forma rápida y brusca.

Cambia de velocidad:
Una forma muy conocida de mejorar el ahorro de combustible es cambiar de velocidad antes para mantener las revoluciones del coche bajas. Si tu coche es de gasolina cambia de marcha alrededor de las 2.000/2.500 RPMS, sin embargo, si se trata de un motor diésel el cambio debe hacerse en las 1.500/2.000 RPMS. Es un hábito que podemos llevar a cabo diariamente, pero que simplemente olvidamos. ¡Ponlo en práctica!
Si por la velocidad te orientas mejor, te damos otras referencias para cambiar de marcha y ahorrar: segunda marcha a los dos segundos o seis metros, tercera marcha a partir de unos 30 km/h, cuarta marcha a partir de unos 40 km/y cambia a quinta marcha a partir de unos 50 km/h.

Velocidad constante:
Es importante llevar una velocidad constante, evitando frenazos y arranques bruscos, además de cambios de marcha innecesarios. De esta manera ganas tú y el resto de conductores, ya que contribuye a mejorar la fluidez de la circulación.

La parada:
Si la parada se prolonga más de un minuto, te aconsejamos que pares el motor, así ahorrarás combustible además de contribuir a cuidar el medio ambiente.

La presión:
Circular con una presión de tus neumáticos inferior a la recomendada aumenta el consumo. Recuerda comprobarla al menos una vez al mes y antes de un viaje largo porque una baja presión del neumático aumenta el consumo de carburante y las emisiones de CO2.

¿Sabías qué?
Cuando se circula por encima de las 1.200 RPM o más de 20 km/h, si aprovechamos la inercia del vehículo el consumo de carburante es cero, sin embargo, en punto muerto el consumo es elevado. ¡Mantén una velocidad constante!
Cuando se viaja con el maletero lleno o con un baúl en el techo, el consumo aumenta alrededor de un 39% circulando a 120 km/h.
Circular con las ventanillas bajadas a más de 100 km/h incrementa el gasto en un 10%.
Si se enciende el aire acondicionado, utilízalo con moderación, porque el consumo aumenta un 25%.

Por ello...
Circula a una velocidad constante evitando frenazos innecesarios, cambia de velocidad lo antes posible y arranca el coche de una manera suave. Sigue estos pequeños consejos que te ayudarán a consumir menos carburante.

No votes yet

Añadir nuevo comentario

269