La importancia de la presión en tus neumáticos por Euromaster

Imagen: 
Medición de la presión de un neumático

Desde Euromaster queremos concienciarte de la importancia de mantener correcta la presión de tus neumáticos. De esta manera tu conducción será segura, mejorararas el ahorro de combustible y además, las emisiónes de CO2 de tu coche también se verá reducida.

Nuestra recomendación consiste en seguir los consejos del fabricante del vehículo, especialmente en lo que se refiere a las condiciones de uso (cargas/velocidades, etc.). Ésta información puedes encontrarla en el manual de mantenimiento del vehículo, en la puerta del copiloto, en la tapa del depósito de carburante o en la tapa de la guantera.

Con la presión de neumáticos adecuada, éstos te aportan estabilidad, adherencia, duración, desgaste homogéneo y comodidad, por ello, si tienes alguna duda en cuanto a este tema, no dudes en acudir a cualquiera de los talleres de mecánica de Euromaster. ¡Con la presión no se juega!

Un neumático va perdiendo presión por diferentes motivos: cubiertas pinchadas, válvulas en mal estado, o ruedas metálicas deterioradas que pierden hermeticidad. Un neumático con baja presión hace que se caliente en exceso y que produzca desgastes irregulares, además de consumir más combustible y durar menos. Con los neumáticos en este estado no conseguiremos una conducción segura, y en Euromaster no queremos eso.

El nivel de presión también influye en la distancia de frenado, a menos presión, más distancia de frenado. Además, es especialmente peligroso en las curvas, pudiendo perder la trayectoria del vehículo.

En el otro lado tenemos los neumáticos con presiones superiores a las recomendadas por el fabricante. Circular con las ruedas del coche sobreinfladas reduce de manera radical el agarre al asfalto perdiendo seguridad.

En el término medio está la virtud, por ello, llevar los neumáticos con una presión correcta disminuye el esfuerzo que tienen que hacer para circular, por lo que se ahorra energía, combustible y en consecuencia, se emite menos emisiones de CO2 a la atmósfera.

Recuerda llevar a cabo este pequeño consejo que te damos desde Euromaster: revisa tus neumáticos una vez al mes y antes de un viaje largo, sin olvidar la rueda de repuesto, y siempre cuando éstos estén fríos, es decir, que no hayan circulado más de 4 km a poca velocidad. Al comprobar la presión, recuerda que el tapón de la válvula no sólo asegura la hermeticidad de la rueda sino que también protege la válvula.

Además, puedes puedes realizar el inflado con nitrógeno a tus neumáticos. De esta forma, evitarás revisar permanentemente la presión del inflado.

Average: 5 (1 vote)

Añadir nuevo comentario

314