La importancia de la alineación de los neumáticos

Imagen: 
Alinación de un vehículo

La alineación es uno de los servicios que ofrece Euromaster en cualquiera de sus talleres para el cuidado de los neumáticos y el mantenimiento del vehículo. También conocida con el nombre de "Paralelismo", la alineación consiste en poner en paralelo las dos ruedas de cada eje y los ejes entre sí, además de ajustar los ángulos de las ruedas siguiendo los valores establecidos previamente por el fabricante.

Golpear contra un bordillo, entrar en un bache a gran velocidad o sufrir una colisión son algunos de los motivos por los que puede desajustarse la alineación de las ruedas de tu coche.

Pero ¿cómo podemos saber si nuestras ruedas están desalineadas? Para detectar fácilmente si tenemos un problema de alineación, lo mejor es pasar la mano por la banda de rodadura del neumático desde el exterior hacia el interior y viceversa.

Si notas un desnivel desde el interior hacia el exterior de la rueda, estarás ante un problema conocido como convergencia o cierre (imagen 1). Es decir, si miras de frente tu coche, podrás ver que tus neumáticos están desviados hacia el interior.

Por el contrario, si el desnivel lo detectas del exterior al interior, se tratará de un problema de divergencia o abertura (imagen 2), es decir, tus neumáticos se desvían hacia el exterior del vehículo.

Además de la convergencia y la divergencia, el ángulo de caída es otro de los parámetros principales de la geometría de la dirección que queremos explicarte. 

El ángulo de caída no es más que el grado de inclinación de los neumáticos (sea hacia dentro o hacia fuera) con respecto al suelo. Este ángulo se mide generalmente trazando una línea vertical que pase por las ruedas (como podemos ver en el dibujo).

Si la parte superior de tus neumáticos mira hacia fuera, hablamos de caída positiva. Pero, si por el contrario, es la parte inferior la que sobresale, se conoce como caída negativa.

Si el ángulo de caída de tu vehículo no concuerda con el establecido por el fabricante, tus neumáticos se desgastarán irregularmente reduciendo la zona de contacto con el asfalto y perdiendo adherencia.

Además, circular con una alineación incorrecta aumenta el consumo de combustible por el efecto de arrastre de los neumáticos, aumentando así las emisiones de CO2 de tu coche a la atmósfera.

Aparte del desgaste irregular y el deterioro de los neumáticos, una mala alineación puede dañar algunos de los recambios del coche pertenecientes a la dirección.

Para evitar cualquier problema de alineación, desde Euromaster te damos tres sencillos consejos:

Ten especial cuidado con los golpes reiterados contra bordillos y aceras. No solemos darle importancia y puede ocasionar graves problemas en los neumáticos y la dirección.

Mantén tus neumáticos con la presión recomendada por el fabricante. Los parámetros de alineación se miden con unas medidas de los neumáticos muy concretas, y estas dimensiones sólo se mantienen con la presión correcta.

Por último, acude a cualquiera de los talleres de Euromaster para realizar revisiones periódicas de la alineación y garantizar así una óptima dirección de tu vehículo.

Imagen Abajo: 
1
Average: 1 (1 vote)

Añadir nuevo comentario

531